O no hay trato- Carolina Gattini

0
54 views

Impactos: 8

 

El destino y la mala suerte llevan a M√≠riam a la desesperaci√≥n. No es capaz de pagar sola el alquiler al que se hab√≠a comprometido con su reciente ex, las deudas la ahogan y finalmente decide vivir en un lugar con todas las comodidades, ‚Äúc√≥modos‚ÄĚ sof√°s, ba√Īo y ducha, salas de reuniones‚Ķ, es decir, la oficina donde trabaja.
Miguel Garmendia est√° a punto de perder lo √ļnico que tiene, la empresa que levant√≥ desde joven porque precisamente dedic√≥ su vida a trabajar, en lugar de disfrutar de ella como hicieron sus amigos y hermanos. Confiar en la persona equivocada, su contable, le ha llevado pr√°cticamente a la quiebra. Sin embargo hay una esperanza, conseguir la herencia de su madre, bajo la condici√≥n de casarse. Claro que, no es tan f√°cil encontrar a una mujer que quiera casarse con un hombre como √©l y renunciar a una vida normal, aunque sea por unos meses. O tal vez s√≠‚Ķ El √ļnico problema es que esa mujer es adicta al sexo y la abstinencia de ese matrimonio no es compatible con ella‚Ķ As√≠ las cosas‚Ķ M√≠riam tendr√° que establecer sus propias condiciones‚Ķ ¬°O no habr√° trato!

 

Este contenido es sólo para miembros registrados. Por favor login.